Kombucha SCOBY

¿Qué es el Kombucha SCOBY?

El Scoby, abreviatura de «Symbiotic Culture Of Bacteria and Yeast» (Cultura Simbiótica de Bacterias y Levaduras), es una masa gelatinosa que se utiliza en la fermentación de la kombucha. Esta cultura viva es la responsable de transformar el té endulzado en la bebida probiótica que conocemos como kombucha. El Scoby tiene una apariencia similar a la de un hongo, pero en realidad está compuesto por celulosa producida por las bacterias. Es flexible y puede variar en color desde blanco hasta marrón.

¿Para qué sirve el SCOBY en la Kombucha?

El Scoby actúa como el fermentador principal en el proceso de elaboración de la kombucha. Durante la fermentación, las bacterias y levaduras del Scoby convierten el azúcar en ácidos, gases y alcohol, produciendo una bebida ligeramente efervescente y rica en probióticos. Este proceso no solo crea la kombucha, sino que también da lugar a una bebida con bajo contenido de azúcar y alta en beneficios para la salud. Además, el Scoby protege la kombucha de contaminantes externos durante la fermentación, manteniendo el proceso seguro y eficiente.

Mejora la Salud Digestiva

Gracias a su contenido de probióticos, la kombucha puede ayudar a equilibrar la flora intestinal, mejorando la digestión y la absorción de nutrientes. Los probióticos son microorganismos vivos que, al ser ingeridos en cantidades adecuadas, confieren beneficios a la salud del huésped.

Refuerza el Sistema Inmunológico

Los probióticos y antioxidantes presentes en la kombucha pueden fortalecer el sistema inmunológico, ayudando a combatir enfermedades. Los antioxidantes ayudan a neutralizar los radicales libres en el cuerpo, reduciendo el daño celular y la inflamación.

Aumenta la Energía

La kombucha contiene pequeñas cantidades de cafeína y hierro, lo que puede contribuir a aumentar los niveles de energía. La fermentación también produce vitaminas del grupo B, que son esenciales para la producción de energía en el cuerpo.

Desintoxicación del Organismo

Los ácidos orgánicos producidos durante la fermentación pueden ayudar a desintoxicar el hígado y mejorar la función hepática. Estos ácidos incluyen el ácido acético, que tiene propiedades antimicrobianas, y el ácido glucurónico, que ayuda a eliminar toxinas del cuerpo.